ALBERGUE DE SIN

HISTORIA / ARTE Y CULTURA

Un poco de Historia, Arte y Cultura sobre nuestra comarca.

LA MORISMA

La Morisma, es un drama histórico de tiempo antiquísimo transmitido de generación en generación, que nos dice cómo sucedió la conquista de Aínsa por los cristianos en el siglo VIII. Según la tradición, la aparición de una Cruz en lo alto de una encina fue lo que alentó a las tropas cristianas y les hizo obtener un triunfo total sobre las tropas árabes. En la representación participa casi todo el pueblo bien sea como actores improvisados o bien en la confección de vestuario, escenarios, organización. (Último fin de semana de agosto) www.lamorisma.com

CARNAVALES

Los carnavales más notables, ya que todavía se conservan las antiguas tradiciones son los de Bielsa, con disfraces ancestrales como las trangas, las madamas y los onsos toman las calles de la localidad por unos días, y el valle de Chistau.

También el de Torla, donde un mozo vestido con sacos y pieles es juzgado por el pueblo que le acusa de todas las desgracias acontecidas durante el año. Últimamente se han unido los carnavales de La Fueva, interesante por tratarse de una comparsa itinerante que recorre todas las poblaciones del valle. (febrero) www.carnavaldebielsa.com

NAVATAS

Las navatas que cada año reúne a viejos navateros y jóvenes de la Asociación que construyen nuevas navatas y descienden sobre ellas por el río Cinca desde Laspuña hasta Aínsa, en una jornada festiva que se celebra el penúltimo domingo de Mayo. Esta fiesta pretende rendir homenaje al tan arriesgado oficio de navatero, muy arraigado entre los vecinos de Laspuña y Puyarruego durante finales del siglo XIX y mediados del XX, quienes transportaban la madera navegando sobre ellas por el río hasta la tierra llana para su venta, en Tortosa. Declarada de interés cultural inmaterial por el Gobierno de Aragón. www.nabateros.com

FESTIVAL CASTILLO DE AÍNSA

Durante los meses de julio y agosto se celebra el festival en un marco espectacular como es el Castillo de Aínsa.
www.festivalcastillodeainsa.com

ESTRELLAS DEL PIRINEO

El cielo nocturno que aún existe en Sobrarbe, reúne a numerosos aficionados a la astronomía en jornadas de charlas y observación.
www.aahu.es

LA COMARCA

Esta Comarca posee una variedad de patrimonio arquitectónico. Podemos descubrir restos prehistóricos, pinturas rupestres, múltiples monumentos románicos que se construyeron coincidiendo con el nacimiento del Reino de Aragón, muchas son de estilo lombardo.

Encontramos muestras de ello en las poblaciones siguientes: Las iglesias de Santa Maria de Aínsa, San Juan de Toledo, Santa Maria de Buil, San Vicente de Labuerda; las ermitas de Tella, la portada de Jánovas, en la población de Fiscal; el recinto fortificado de Muro de Roda, o los castillos de Abizanda, Boltaña, y Troncedo, Muro de Roda, San Victorian, Valle de Vió, Conjunto religioso-militar de Samitier, todas ellas son paisajes cargados de historia.

MUSEOS

El estilo de vida tradicional y las costumbres que perduran en la comarca de Sobrarbe se observan en diversos museos que alberga este territorio. Es una oportunidad única para conocer los modos de vida cotidianos, las leyendas y creencias de unas gentes que han sabido conservar hasta hoy buena parte de su cultura y sus oficios tradicionales.

Visitas recomendadas:

el Museo de Creencias Religiosas y el de Los Títeres, ambos en Abizanda.

el Museo de Artes y Oficios y el Eco Museo, en Aínsa.

el Museo etnológico y de la Bolsa de Bielsa, el EcoMuseo de las Navatas.

el Museo de la Madera, en Laspuña.

el Centro de interpretación de Mosén Bruno, en Saravillo.

el Museo Etnológico de San Juan de Plan.

la Casa de la Bruja y el Museo del Oso de las Cavernas, en Tella.

el Batán de Lacort, que se encuentra en Fiscal.

el Museo Etnológico de Torla.

TIBURCIO

UN POCO DE HISTORIA…

“En el nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espirítu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero, que vive y reyna por siempre y sin fin. Notorio y manifiesto sea a todos los que ésta pública escritura de testamento y última y postrera voluntad vieren, como yo Francisco Falceto, vezino del lugar de Sin, estando enfermo de enfermedad corporal siquiere viruelas, y en mi juicio y entendimiento natural, tal qual Dios nuestro Señor fue servido de me dar y queriendo estar…”.

Gracias a este testamento sabemos que tenía en aquel momento tres hijos: Anna María, Pedro y Francisco, según escrito de María José Fuster.

Los restos momificados encontrados en la restauración de la Iglesia de Sin, pertenecen a Pedro Falceto Sesé.

Pedro Falceto, nació en Sin el año 1545. Hijo de Bernar Falceto y Catalina Sesé, tenía tres hermanos: Bernar (Clérigo), Juan y Catalina.

Los Falceto eran infanzones de sangre y tenían su “Casal” en la localidad de Sin, donde aparecen documentados desde 1504. Los infanzones aragoneses ocupaban el último lugar de la nobleza. Habitualmente eran propietarios de tierras y ganados que solían atender ellos mismos, disfrutaban de un gran prestigio social entre sus convecinos. Pedro Falceto fue designado por sus padres “heredero universal” de la Casa Falceto. A los 24 años contrajo matrimonio con María Escuaín Arnal, natural de Buerba (Valle Vió), cada conyuge aportó al matrimonio una dote de 2000 sueldos jaqueses. El matrimonio tuvo cuatro hijos: Pedro, Isabel, Juan (heredero del Casal) y Juliana.

La vida de Pedro Falceto le permitió conocer los reinados de Carlos I, Felipe II, Felipe III y Felipe IV, épocas de grandezas y también de grandes penurias. Tiburcio debió tener cierta holgura económica, ya que él corrió con los gastos de la importante ampliación de la Iglesia Parroquial. En la memoria popular persiste la imagen de Pedro Falceto, acudiendo a misa a lomos de su caballo a pesar de la escasa distancia que había entre su casa y la iglesia.

Murió en Fraga, donde tenía propiedades, el 2 de Julio de 1634, a los 89 años de edad. Su fallecimiento se debió a una larga enfermedad que lo tuvo bastante tiempo postrado en cama, tal y como lo evidencia el estudio de sus restos momificados.

Sus restos mortales fueron trasladados a su localidad (Sin), para recibir sepultura en el panteón familiar de la Iglesia Parroquial. Según la tradición oral, por cada pueblo que pasaban los restos del difunto tañían las campanas de la iglesia y sus vecinos daban un ducado de donativo para la celebración de misas por su alma.

Actualmente los descendientes directos de Pedro Falceto viven en Magán (Toledo).

ALBERGUE DE SIN - 2021 - Powered by UFO Design